Banco del Bienestar deberá enfocarse más a los servicios digitales que de ladrillo