Empresarios no quieren negociar con trabajadores paristas de maquiladoras